FacebookTwitterYoutube

PROCESO DE EMBOTELLADO

Miércoles, 02 Diciembre 2015

El proceso de elaboración de los vinos prevé una larga serie de etapas en las que se van desarrollando todas las características principales del vino.

Tras haber analizado fases como la vendimia, el estrujado o el envejecimiento, ahora toca analizar: el embotellado.
Esta es una de las partes más importantes del proceso de elaboración, dado que proporcionamos al consumidor la posibilidad de manejar el producto en cantidades más pequeñas, como son las botellas de 0´75 litros que usamos. Pero esta no es la única razón del embotellado: el vidrio, que es la materia con la que construimos la botella, es un material inerte y opaco, gracias estas cualidades, protege al vino de elementos externos, como la temperatura y la luz. A su vez, el vidrio es un material respetuoso con el medio ambiente, y se adapta sin problemas a la evolución del vino.

Al embotellar el vino se traslada al dormitorio de botellas a una temperatura adecuada. Las botellas son colocadas de manera horizontal para que el vino humedezca el corcho y creen en este un cierre hermético de manera natural.

Este proceso enriquece el aroma de los vinos, por lo que le da mayor complejidad y es por ello que los buenos vinos pueden ser envejecidos durante años antes de salir al mercado para su consumo. Tras un periodo de 24 a 72 horas, se limpian las botellas y se le colocan las etiquetas para ser comercializados.

No debemos olvidar, que si no embotelláramos el vino, no podríamos venderlo.

 image5

 

 

 

 

 

 

 

 

 

© Bodegas Cepa 21 Diseño y desarrollo: webcuatro

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Política de Cookies.

Acepto las cookies de este sitio